Judo

Jigoro Kano moderniza las artes clásicas.

El judo fue creado por el maestro japonés Jigorō Kanō en 1882. El maestro Kano recopiló la esencia técnica (lanzamientos, luxaciones, inmovilizaciones, estrangulaciones, desarmes y golpes) y táctica (desplazamientos, posicionamientos, transiciones, métodos de respiración, etc.) de dos de las antiguas escuelas clásicas de combate cuerpo a cuerpo japonés o Jiujitsu, adaptándolas a un entrenamiento a tiempo real. Es decir, a finales del s.XIX estas técnicas eran enseñadas sin entrar en combate activo, pues muchas se consideraban demasiado peligrosas. Jigoro Kano seleccionó las que podían aplicarse en un combate real, por ser intuitivas y sencillas, así como practicarse en combate real con el compañero sin riesgo de lesiones. Esto otorgó a los judokas una ventaja inigualable frente a otros estilos japoneses.
Las técnicas en las que inspiró fueron la Tenjin Shin’yō-ryū y la Kitō-ryū que se basaban en los métodos de lucha cuerpo a cuerpo practicados por los guerreros medievales en armadura o samurái en el campo de batalla hasta el inicio del siglo XIX en Japón, logrando reunirlas en una sola, el Judo, dentro de su escuela, el Kodokan.
El Judo es uno de los cuatro estilos principales de lucha deportiva más practicados hoy en día en todo el mundo. A partir del Judo kodokan se han derivado las actuales formas de jiujitsu europeo, jiujitsu americano, jiujitsu brasileño, sambo ruso, nihon tai jutsu y krav magá. Esto se debe principalmente a que judokas formados en Japón y sus discípulos a lo largo del mundo se han encargado del desarrollo de estas otras formas.