Mindfulness

Jorge López

Las clases las dirige Jorge López (Montreal, 1966), practicante zen de la escuela Sanbo Kyodan desde 1991 e instructor de Aikido Shodokan (3º Dan).

¿Qué es Mindfulness?

El Mindfulness (Atención Plena) puede definirse como la capacidad de prestar atención de manera consciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación.

La palabra Mindfulness es una de las primeras traducciones que se hicieron de la palabra “sati” en pali, un idioma similar al sánscrito que se hablaba en la época en que el Buda comenzó a enseñar hace 2500 años. Sati es un nombre derivado del verbo “sarati” que significa rememorar o recordar. Puesto que recordar es precisamente traer al presente, en su concepción última “sati” o Mindfulness es la capacidad humana básica de poder estar en el presente y de “recordarnos” estar en el presente, es decir, retornar al aquí y ahora.

Mindfulness en Occidente.

Durante los últimos 30 años, la práctica de Mindfulness o Atención Plena está integrándose a la Medicina y Psicología de Occidente. Es aplicada, estudiada científicamente y por ello reconocida como una manera efectiva de reducir el estrés, aumentar la autoconciencia, reducir los síntomas físicos y psicológicos asociados al estrés y mejora el bienestar general. Uno de los principales difusores en España es el Dr Mario Alonso Puig (se puede ver en el siguiente enlace su presentación “Mindfulness, desdibujar los límites del pensamiento para crecer como ser humano” )

La práctica de vivir en el presente.

Aunque creemos tener control consciente de nuestra atención, lo que normalmente sucede es que estamos constantemente atendiendo a pensamientos acerca del pasado o del futuro o bien, reconociendo solo una pequeña porción de lo que está sucediendo en el presente: si lo que estoy experimentando me gusta, quiero que continúe o si lo que estoy experimentando me desagrada, quiero que desaparezca.

La práctica del Mindfulness permite reconocer lo que está sucediendo mientras está sucediendo, aceptando activamente el fluir de la experiencia
tal cual se está dando. Así es que, aunque experimentemos algo desagradable (por cierto algo inevitable en la medida en que estemos vivos), podremos ahorrarnos el sufrimiento añadido de tener que lograr que aquello desagradable desaparezca. Quedarse solo con lo que experimentamos sin agregar nada más es lo que la práctica de mindfulness permite.

Muchas de las tradiciones religiosas del mundo utilizan mindfulness de manera implícita o explicita, pues es una capacidad básica y humana de conexión con el presente. La asociación con el budismo debe su razón a que fue en el seno de esta tradición que se generaron prácticas que permiten refinar y profundizar esta capacidad hasta grados altísimos. La meditación es una de ellas y se practica en una gran cantidad de formas.

Una de estas formas es el zazen, que ofrece una forma concreta, fácil y directa de practicar la atención en el momento presente, pues Mindfulness o Atención Plena significa prestar atención de manera consciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación

Este tipo de atención nos permite aprender a relacionarnos de forma directa con aquello que está ocurriendo en nuestra vida, aquí y ahora, en el momento presente. Es una forma de tomar conciencia de nuestra realidad, dándonos la oportunidad de trabajar conscientemente con nuestro estrés, dolor, enfermedad, pérdida o con los desafíos de nuestra vida. En contraposición, una vida en la que no ponemos atención, en la que nos
encontramos más preocupados por lo que ocurrió o por lo que aun no ha ocurrido, nos conduce al descuido, el olvido y al aislamiento, reaccionando de manera automática y desadaptativa.

Beneficios del Mindfulness.

La atención plena nos ayuda a recuperar nuestro equilibrio interno, atendiendo de forma integral a los aspectos de la persona; cuerpo, mente y espíritu. Practicando la atención plena desarrollamos una mayor capacidad de discernimiento y de compasión. La práctica de esta atención abre la puerta hacia nuevas posibilidades, nos trae al aquí y al ahora, nos invita a vivir una vida de manera plena y en el presente. En resumen, mediante la práctica del Mindfulness experimentamos:

Menos ruido mental, practicando pensar de manera ordenada y constructiva mientras estamos plenamente en el presente, en el aquí y ahora
Mayor conexión con uno mismo, con los demás y con el mundo que nos rodea
Más equilibro personal y energía